Noticias

Nardi & Herrero: “Nuestra estrategia es hacer equipos que son herramientas de trabajo”

18/04/2023

La empresa argentina fundada en la década de 1960, hoy está consolidada como fabricante e importadora de equipamiento odontológico, NéstorNardi realiza un recorrido por la historia de su negocio

Néstor Nardi rememora los inicios de la empresa que fundaron su abuelo y su padre en 1963, y que cinco años des-pués se convertiría en la sociedad Nardi & Herrero, como se conoce en la actua-lidad. Una empresa nacional líder en la fabricación de sillones odontológicos, que hoy tiene su sede en la ciudad de Rosario en la provincia de Santa Fe y que fabrica además lámparas, compresores y diferentes accesorios.

“Ambas familias tenemos una trayectoria de odontólo-gos, aunque yo me dediqué a la ingeniería. Los Nardi y los Herrero nos conocimos porque Reynaldo Herrero era nuestro proveedor y comenzamos a hacer muchos trabajos juntos, hasta que llegamos a tomar la decisión de asociarnos”, cuenta Nardi.

Una empresa familiar

La firma surgió ante la fuerte demanda de equipamiento odontológico que había en el país para mediados de1960. El padre de Néstor cursaba cuatro año en la facultad cuando advirtió que por falta de sillón iba a estar más de un año sin poder ejercer, fue cuando decidió fabricar el suyo propio: “En ese momento había dos o tres fábricas que trabajaban artesanalmente. La demanda creció muy fuerte porque la odontología dejó de ser una especialidad de la medicina y comenzó a dictarse como carrera. Se empezaron a recibir muchos odontólogos y las compañías tenían lista de espera de hasta dos años y el inicio del trabajo profesional se demoraba”, detalla Nardi.

Proyectar una empresa

Con ayuda familiar y la confianza de los colegas, ya que los primeros proveedores fueron padres de compañeros de facultad del fundador de la empresa, se construyó Nardi en sus inicios. “Mi papá hizo un equipo de madera que usó como prototipo, que modificó, luego, mejoró y siguió investigando mientras comen-zaban a fabricar los primeros sillones. Tal fue el éxito, que los jefes de trabajo práctico en la universidad encargaron sus modelos y lo mismo hicieron sus com-pañeros que estaban por recibirse y no les llegaba su equipo”, cuenta Néstor Nardi. De hecho, el sillón que utilizó su padre para trabajar fue el número doce que se fabricó.

Espíritu de la empresa

La empresa en la actualidad se dedica a la fabricación e importación de equipos y cuenta con una dotación de veinticinco empleados, en un mercado que no pasa por un momento muy rentable. “Nuestra estrategia es hacer equipos a medida, que en realidad son herramientas de trabajo. son funcionales y cómodos para trabajar. El mantenimiento es muy simple, se diseña para que el servicio técnico lo haga un odontólogo por-que lo fabricó un odontólogo. Este aspecto es fundamental”, remarca Nardi.

“Los equipos Nardi & Herrero duran para siempre, algunos tienen más de cincuenta años y siguen funcionan-do, se renuevan por un tema de actualizarse o acceder a una versión más moderna, pero son máquinas de calidad y hechas con materiales nobles que se pueden reparar y seguir utilizando”, explica orgulloso el empresario. El lema de la compañía refleja este espíritu de durabilidad: “Orgullosos de ser considerados por los profesionales como el mejor producto nacional”. Nardi, también, provee al sector público que apunta a dar prestaciones de calidad con equipamiento de larga duración.

Desafíos

“Nuestro desafío es mejorar de manera continua a par-tir de actualizar los equipos. Tenemos una forma de trabajar focalizada en crecer. Establecimos un fuerte canal de comunicación por redes sociales y a través de nuestros vendedores llegamos al profesional, pero también tenemos una buena y asidua relación con to-das las instituciones de la odontología argentina”, concluye Néstor Nardi.

Agenda

02/08/2024 12:00 am - XIV ENCUENTRO DE INVESTIGACIÓN SAE