Noticias

Músico y odontólogo. “La música te acompaña siempre. No te abandona”

02/10/2020

Cantante de country, compositor y guitarrista, Di Bella ostenta una extensa trayectoria musical. Ha grabado discos y participa en recitales
multitudinarios. Destaca que su experiencia como docente en odontología, le ha servido para subir a un escenario con soltura y seguridad

El Dr. Gustavo Di Bella se recibió de odontólogo en la Universidad de Buenos Aires en 1987. Dos años antes había comenzado a dar clases en Operatoria. Su amplia trayectoria docente, lo condujo a dirigir desde principios de este año la Carrera de Odontología de la Universidad del Salvador y la Asociación Odontológica Argentina. Paralelamente, ejerció su profesión en su consultorio privado y como auditor en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas. Todos estos logros tuvieron una compañía constante: la música.
Hoy, Di Bella es un reconocido músico, compositor y cantante del género country con discos grabados y participación en recitales multitudinarios. “Toda la vida hice y escuché música. Mi familia siempre fue muy musical: en mi casa sonaban desde Los Beatles hasta ópera, pasando por folclore y tango. Eso me marcó y a los 14 años empecé a tocar la guitarra, luego viré a la batería. Me gusta integrar bandas, la música para mí es reunirme con otros. Formé parte muchos años de un grupo de rock. A pesar de la facultad y el estudio, nunca dejábamos de tocar”, cuenta el Dr. Di Bella.

Un músico con todas las letras
Gustavo Di Bella se acercó a la música country hace más de quince años cuando todavía era bastante desconocida en el país: “Mi banda original fue de rock, Hotel Rex. Luego integré a Horses, que fue un grupo emblemático de country. Después de cuatro años, me lancé como solista; canto, toco la guitarra y compongo letra y música”, cuenta Di Bella a quien acompañan Fabián Castelli (batería), Daniel Lanzo (bajo), Santiago Fraga (guitarra eléctrica) y Luis Musa (teclados). En esta última etapa grabó dos discos disponibles en Spotify (Gus Di Bella): Songs you can´t dance to (2017) y Folk (2019), en los que se alternan temas propios con covers y clásicos.
“Compongo en castellano e inglés, pero este género suena mejor en inglés. Estudié el idioma en el colegio y, después, me perfeccioné. Hoy me resulta fundamental no solo por la música sino, también, por el material de estudio de odontología. El country, que nació en Estados Unidos, tiene algo muy visceral, muy de sentimiento. Es lo mismo que nuestro folclore, hay una raíz, una filosofía. Nosotros solo lo reproducimos, no lo podemos sentir propio por eso es muy importante hablar bien inglés porque sino se desvirtúa de entrada. Cuando canto una zamba o un tango, en cambio, me sale de adentro”, enfatiza Di Bella.
En Horses, Di Bella y sus compañeros se caracterizaban: usaban sombrero, camisas vaqueras y botas: “Hoy, ya no lo hago. Pero muchos si lo hacen. Creo que el atuendo no suma ni resta, acá hay grupos como Los Chalchaleros que cantan con ponchos y babuchas, y muchos otros que lo hacen con un jean y una camisa”.

El country en la Argentina
“Aquí, más allá de Kenny Rogers o Creedence Clearwater Revival -una banda de rock alternativa con cierta influencia country-, no se sabía demasiado de este tipo de música. Sin embargo, hoy está muy de moda, sobre todo asociada a la forma en que se baila, la line dance o baile en línea. No se necesita pareja, es una danza grupal que se desarrolla con diferentes pasos, donde todos están en una misma recta. Es una danza divertida, alegre y hay muchas personas que la practican. Sin embargo no hay que olvidar que en la Argentina hubo en la década de 1980 una primera camada de músicos country pioneros como Max y Wanted Band”.
En la actualidad, existen muchas bandas y escuelas de baile. Se realizan numerosos festivales. El más popular es el de San Pedro en la provincia de Buenos Aires que desde hace dieciséis años reúne en tres días a más de ochenta bandas de country ante 20.000 personas por jornada con entrada gratuita, se realiza en septiembre pero este año se suspendió por la pandemia, al igual que otro de los encuentros más relevantes que se realiza en Ezeiza en el campo de deporte de la Universidad Abierta Interamericana. En cambio, logró llevarse a cabo en febrero el de Santa Anita, una localidad de Entre Ríos, y en el que Di Bella participó.
“La situación actual canceló la mayor parte de recitales. Para compensar, organicé conciertos online. Un año normal participo de entre seis a siete festivales, reuniones sociales y presentaciones de empresas”, suma el cantante.

La vida siempre con una guitarra
El Dr. Di Bella tiene más de veinte guitarras y unos cuantos ukeleles. “En el country hay un guitarrista que toca la eléctrica y el cantante se acompaña con la acústica. Tengo muchas guitarras, algunas ya no las uso. Puedo decir, que las colecciono. Me gustaría invertir más de mi tiempo, pero por lo menos todos los días de mi vida, toco la guitarra. Si voy a dar un curso o viajo, me llevo una guitarra. Hay algunas pequeñas de viaje, que podes llevar en un avión. Y si no hay espacio me llevo un ukelele”.
“Cuando pasas de tocar del sillón de tu casa a tener una banda, ensayar regularmente y tocar en festivales, pasas a ser profesional. Pero no me puedo comparar con un músico profesional, sería una falta de respeto porque yo no estoy cien por ciento abocado a esto. Yo le dedico un quince por ciento de mi día”, agrega el odontólogo.

Historia de una canción
Gustavo Di Bella compone letra y música de algunos de los temas que canta. “Para hacer una canción muchas veces se recurre a experiencias vividas. Sin embargo, en uno de mis temas ‘Estrellas brillantes’, logre anticipar algo que llegué a sentir. La escribí antes de conocer un hotel cercano a Los Ángeles donde suelen alojarse muchos músicos, muy importantes. Yo pasé dos noches ahí, y el lugar tenía la magia que mi canción describía. Me pasó lo que la letra decía. Fue una sensación extraña y muy grata”.

Odontología, docencia y música
“La música y la docencia en odontología en mi vida se nutrieron una a la otra. Con las dos hago lo mismo: trasmitir a la gente, ya sea entretenimiento, valores o conocimiento. Me he parado en un escenario y he logrado trasmitir con soltura y seguridad por mi experiencia en docencia; y me he puesto frente a una clase de una forma descontracturada, divertida, porque hace más de treinta años que me enfrentó al público y lo invito a cantar. Sin embargo, me cuesta incorporar la música a la docencia aunque he tenido experiencias muy gratificantes, he cerrado algún curso con mi guitarra, formado coros improvisados con los alumnos y esas han sido clases inolvidables”, se entusiasma el profesional.
Para el final, Di Bella deja su reflexión más personal: “La música te acompaña siempre. No te abandona. Yo lo he comprendido mejor a partir de lo que mis amigos me dicen con cierta nostalgia vos tenés la música, tenés la suerte de tener una pasión. Es cierto, es un privilegio porque la música siempre te renueva, y es una amor para toda la vida”.

Ver la galería de imágenes al pie

Agenda

10/12/2020 8:00 am - Acto 2020 de la SODyDM. Modalidad Virtual