Noticias

Trabajo Científico. Mitos y verdades de la salud bucal (segunda parte)

01/06/2018

Sandra Iturre, coordinadora de Odontología Preventiva, Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Tucumán (FO-UNT)

Alejandra Granado, docente de Odontología Preventiva de la FO-UNT

Abelardo Navarro, docente de Odontología Preventiva de la FO-UNT

 

Muchas mujeres creen que el calcio es tomado de sus dientes durante la gestación, y por esto es que se les destruyen. Existe un mito de asociación entre embarazo y aumento de caries y pérdida de piezas dentales, muchas mujeres dicen: “Con cada niño, un diente”. Este mito no es cierto. La salud bucal debe cuidarse desde el embarazo, que es un período muy especial en el cual se deben tomar cuidados extras, realizar una adecuada higiene y tener una buena nutrición. Estas medidas son fundamentales no solo para una apropiada salud bucal sino, además, porque ayudarán a prevenir problemas orales durante el embarazo. También, determinan la salud general y dental de su futuro hijo.

Atención odontológica durante el embarazo

Otro mito sostiene que la embarazada no puede recibir atención odontológica (1) porque la anestesia, los medicamentos, pueden afectar el bebé en gestación. Esta es una confusión que existe tanto en la población en general como entre los profesionales médicos y aun entre los odontólogos. Si el feto necesita calcio será provisto a través de la dieta. El esmalte dentario está compuesto por cristales de hidroxiapatita que no responden a los cambios bioquímicos del embarazo, o al cambio en el metabolismo del calcio que trae aparejado. Esta es una afirmación basada en conocimientos adquiridos por la investigación científica (2).

Las embarazadas deben concurrir al control clínico mé- dico-odontológico y recibir atención y tratamiento odontológico si fuera necesario. La gestación no constituye una contraindicación para la intervención odontológica, salvo que el embarazo presente alguna complicación, situación ante la cual el médico obstetra evaluará si es o no conveniente el tratamiento dental. Se debe incluir a las futuras madres en un plan de atención integral con componente preventivo. Mantener la salud bucal de la mujer embarazada es fundamental, así como la continuidad después del parto, dado que por la ventana de infectividad puede transmitir los microorganismos productores de caries al niño (3).

La leyenda del ratón Pérez

La leyenda del ratoncito Pérez, un personaje muy popular entre los niños españoles e hispanoamericanos, sigue la misma tradición que en el caso del hada de los dientes de los países germanos: cuando a un niño se le cae un diente de leche, lo colocará debajo de la almohada y mientras duerme estos personajes mágicos, se lo cambiarán por un pequeño regalo, dulces o monedas.

¿Quién no ha escuchado más de una vez la historia del ratón Pérez? Según su creador, Luís Coloma, vivía dentro de una caja de galletas en la famosa confitería Prats, muy cerca del Palacio Real de Madrid (esta historia española se ha difundido por toda América). Era un ratón muy pequeño con sombrero de paja, lentes de oro y una cartera roja colocada en la espalda que viajaba a través de las cañerías para llegar a las casas de los niños que habían perdido un diente de leche y lo habían dejado debajo de la almohada, y les dejaba un regalo. La historia ha pasado de generación en generación. De acuerdo con las evidencias, el odontólogo debe educar a la comunidad para erradicar los mitos y creencias falsas en pos de una buena salud bucal. Referencias bibliográficas

 1. Garbero I. “Embarazo: algunos mitos en salud oral”. En: Estudios de Epidemiología III. Instituto de Epistemología. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad Nacional de Tucumán, 2000.

2. Bunge M. La ciencia, su método y su filosofía. Buenos Aires, Argentina. Editorial Siglo Veinte, pág. 9, 1980.

3. Herrera EM. “Creencias y prácticas en el cuidado de la salud”. En: revistas.unal.edu.co. Vol. 26 N°1, 2010.

 

Agenda

03/10/2018 12:00 am - III Congreso Internacional de Odontología

Encuesta

VER RESULTADOS