Noticias

Trabajo Científico. Mitos y verdades de la salud bucal (primera parte)

08/03/2018

Sandra Iturre, Coordinadora de Odontología Preventiva, Facultad de Odontología de la

Universidad Nacional de Tucumán (FO-UNT)

Alejandra Granado, Docente de Odontología Preventiva de la FO-UNT

Abelardo Navarro, Docente de Odontología Preventiva de la FO-UNT

 

El ser humano, siempre está inmerso y en relación dinámica con la cultura que lo rodea. Este es un poderoso legado que el hombre mismo ha ido construyendo a través de su historia. Es así como Geertz (1) afirma que “sin hombres no hay cultura por cierto, pero igualmente, y esto es más significativo, sin cultura no hay hombres”.

Todos los seres humanos cuentan con un legado de creencias y prácticas de cuidado de la salud que son heredadas de generaciones que les precedieron y que ellos a su vez usarán, adaptarán, desarrollarán y transmitirán a la generación venidera. Esta herencia cultural merece ser objeto de estudio y consideración por parte de los profesionales del cuidado de la salud para no caer en choques culturales, y no desconocer y desaprovechar la sabiduría popular desarrollada a través del tiempo (2).

En un mundo que tiende a la globalización, donde se favorece el contacto entre personas de diferentes culturas, es necesario que los profesionales del cuidado de la salud aprovechen los conocimientos y las herramientas que lespermiten brindar un cuidado culturalmente congruente.

Un mito (del griego, mythos, “relato”, “cuento”) es un relatotradicional que se refiere a acontecimientos prodigiosos,protagonizados por seres sobrenaturales o extraordinarios,tales como dioses, héroes, monstruos o personajesfantásticos, los cuales buscan dar una explicación a unhecho o fenómeno.

Los mitos forman parte del sistema de creencias de unacultura o de una comunidad, la cual los considera historiasverdaderas. Al conjunto de los mitos de una cultura sele denomina mitología. Cuanto mayor número de mitos ymayor complejidad tiene una mitología, mayor es el desarrollode las creencias de una comunidad.

El objetivo de este trabajo es realizar un análisis de los mitosy verdades de la salud bucal y de este modo modificarconceptos erróneos. Y reafirmar otros verdaderos comoque es verdad que la boca sin caries en la infancia se relacionacon una boca sana en el adulto.

El mito de que los dientes de leche noimportan es falso

Existe un concepto erróneo de que los dientes temporariosno deben arreglarse porque se van a cambiar,confusión que existe en la población en general comoen profesionales médicos que no indican a sus pacientesla consulta al odontólogo. De lo que surge la pregunta:¿cuándo está indicada la primera consulta con elodontólogo? Y ¿cuándo comenzar a limpiar los dientesa los niños?

Se deben establecer buenos hábitos de higiene bucaltan pronto cuando sea posible, y evitar malos hábitos.Los padres deben comenzar a limpiar los dientes de sushijos desde la aparición del primer diente en boca a losseis meses.

La aplicación de medidas preventivas bucales requiereuna fuerte participación de los niños, de sus familias o delas instituciones que los agrupan. Este requisito implicaabordar la percepción de salud, la construcción de prácticassaludables.

El hábito de higiene oral no debe quedar en las imágenesde los consultorios odontológicos; debe ser incorporadopor los padres y transmitido a los hijos con el ejemplo a lolargo del tiempo. Es frecuente observar la preocupaciónde los progenitores más en un cabello estético que en laimportancia de una boca saludable.

La creencia de que los caramelos producen caries es verdadera

La dieta tiene un papel importante en la salud bucal. La presencia de azúcar en la alimentación aumenta la pro­babilidad de la caries dental. Se debe recomendar incor­porar la dosis justa de azúcar en cuatro momento diarios, reduciendo los alimentos ricos en hidratos de carbono, es­pecialmente entre comidas para de este modo disminuir los momentos de exposición de las superficies dentarias a la acción de los ácidos que generan.

El hábito de tomar leche no debería quedar en la postal de la merienda infantil

La bebida sagrada de nuestra infancia, la leche, es lo pri­mero que tomamos al nacer. Cuenta con minerales, calcio, fósforo, hierro, zinc, azúcares y ácidos grasos esenciales para la formación de los dientes. Además, proteínas y vi­taminas claves para todo el crecimiento. La estrella es el calcio, nuestro cuerpo no lo fabrica, los lácteos son su me­jor fuente. A partir de viejas hipótesis sobre el efecto de la leche y el queso sobre la salud dentaria parecen constituir una interesante posibilidad para modular el proceso de desmineralización y remineralización de la caries dental (3).

Bibliografía

(1) Geertz C. “El impacto del concepto de cultura en el concepto del hombre”. En La interpretación de las culturas. Gedisa. Barce­lona, 1989.

(2) Galarraga Rodríguez NR. “Epistemología para los odontólo­gos”. Acta Odontológica Venezolana, Vol. 42 N° 2 /2004.

(3) Cedillo Valencia J. “Uso de los derivados de la caseína en los procedimientos de remineralización”. Revista ADM 2012; 69 (4): 191-199.

 

Agenda

24/05/2018 12:00 am - PENN Endo Global Symposium

Encuesta

VER RESULTADOS