Noticias

Círculo Odontológico Santiagueño

22/11/2017
Desarrolla actividades de prevención en salud bucal desde 1997 tanto en escuelas de ciudades como rurales, y en colegios especiales
 

La Comisión Nacional de Prevención de la Cora en su representación del Círculo Odontológico Santiagueño (COS), coordinada por la Dra. Silvia Rodríguez Cazorla, lleva adelante una notable tarea de prevención y salud bucal. Cada año, se pone en marcha el Programa de Salud Escolar: "Al comienzo del ciclo lectivo, recibimos notas de distintas escuelas de la capital y del interior de nuestra provincia en las que nos solicitan que desarrollemos el programa. Hay instituciones que ya están incluidas en el programa, y piden su renovación, y otras que no y quieren comenzar
a trabajar con nosotros. En primer lugar, organizamos las visitas en la capital, y luego en el resto de las ciudades, es un tema de administrar nuestro tiempo de la manera más lógica y productiva”, explica Rodríguez Cazorla.
 
El docente como agente de salud bucal
En marzo se realiza la planificación de las actividades en los colegios: se confecciona un listado de prioridades. Luego en abril, la CNP/COS comienza a visitar las instituciones, y en agosto y septiembre regresan para monitorear la tarea y la implementación del programa. “El objetivo
inicial es promover, estimular, motivar a los docentes y convertirlos en multiplicadores de la salud bucal. Particularmente, pienso que la salud y la educación van de la mano y, también, creo que implicar al docente es muy fructífero para los niños, ya que él es quien más tiempo pasa con ellos. Por eso es la persona más indicada para enseñarles a los chicos la higiene bucodental a través de las herramientas y recursos materiales que nuestro programa les provee: pasta dental, cepillos, folletería educativa y videos”, señala la profesional.
 
Trabajo en escuelas especiales
Por medio de estas tareas de capacitación, la meta sanitaria de la CNP-COS es disminuir la prevalencia de caries y enfermedad periodontal. “En estos últimos años trabajamos mucho con escuelas especiales, logramos que los docentes y encargados llevarán adelante una ardua actividad. Un ejemplo de esto es que una de las entidades obtuvo el Premio Nacional Mejor Cepillero. Se trata del Centro de Día El Castillo al que asisten tanto niños como adolescentes que trabajan en un proyecto educativo y para el que están muy motivados”, cuenta la Dra. Rodríguez Cazorla.
“Siempre tenemos la mejor respuesta de estas comunidades, ya que en nuestra provincia prácticamente no se existe un programa de prevención bucal como el nuestro para personas con capacidades diferentes”, detalla la coordinadora de la CNP-COS.
Al Centro de Día El Castillo, se suman la Escuela Especial Edith Broggi y la Fundación María Graciela Maidana, que tiene a su cargo la atención de pacientes oncológicos pediátricos en el Hospital de Niños CEPSI Eva Perón: “Para nosotros es un orgullo esta labor. Siempre hemos tenido la mejor respuesta y participación de instituciones con niños con capacidades distintas. Están siempre muy entusiasmados; son las primeras notas que llegan a nuestro circulo. Recibimos de ellos mucho cariño y agradecimiento. Eso es una caricia al alma y una motivación para seguir trabajando y responderles como ellos se merecen”.
 
Un trabajo solidario
Si bien la Dra. Rodríguez Cazorla no contaba con un equipo formal de trabajo, siempre recibió el apoyo de sus colegas y de la comunidad: “Siempre tuve el acompañamiento incondicional de las autoridades que pasaron por el COS, así como también de profesionales que se ofrecieron desinteresadamente a colaborar en el programa hasta el punto de poner su propia movilidad para salir a trabajar el interior. Asimismo, recibí mucha colaboración para el dictado de las capacitaciones a los docentes. Cabe aclarar, que durante este año, los integrantes de la Comisión Directiva trabajamos codo a codo para llevar a cabo la toma de los índices epidemiológicos para el relevamiento nacional”, expresa con satisfacción.
Un inconveniente al que se enfrenta la CNP en la provincia es que las jornadas que brindan no cuentan con puntaje para los docentes. “Sin embargo, no es impedimento para que se acerquen y participen”, enfatiza Rodríguez Cazorla. Otro problema es la falta de movilidad para llegar a lugares alejados: “En algunas escuelas el acceso al agua potable se encuentra a muchos kilómetros”, suma la profesional.
Desde 2005, el Gobierno realiza un Programa de Prevención Bucal. La CNP -con sus actividades que existen desde 1997- se suma a esta iniciativa para impactar en escuelas donde el Estado provincial no llega: “Así aunamos esfuerzos y trabajamos juntos sin problemas. Nosotros
ponemos énfasis en las escuelas rurales que tienen muchas necesidades. Entre otras tareas, hacemos controles odontológicos”, concluye la Dra. Rodríguez Cazorla.

 

Agenda

Unknown -

Encuesta

¿Creés que es necesaria una política de Estado en Salud Bucal?

VER RESULTADOS